Los jueves, milagro

 

Cuando el viejo balneario de Fontecilla, que en otros tiempos fue un lugar muy visitado para tomar sus aguas medicinales, empieza a sufrir una manifiesta decadencia y caer en el olvido, las fuerzas vivas del lugar se reúnen en busca de una solución y planean una estratagema con el fin de promocionarlo de nuevo e incrementar la llegada de turistas al pueblo. Para ello se inventan un falso milagro, que consiste en la aparición de San Dimas, conocido también como el “buen ladrón”, que se repetirá cada jueves en la vieja estación de tren. A pesar de su reticencia inicial, Don José se encarga de interpretar al santo ante Mauro, el tonto del pueblo, que recibe las primeras instrucciones y se encarga de difundir la buena nueva entre los lugareños, corriendo por las calles y pregonando a gritos el suceso.

La farsa empieza a dar sus primeros resultados, convocando a numerosos fieles cada jueves y dando una nueva notoriedad al pueblo. Pero un día llega a Fontecilla un ladrón que, ocultando su verdadera personalidad, insinúa conocer la conducta e intenciones de los impostores. Este hecho, unido a una serie de inesperados acontecimientos y a las cada vez más frecuentes curaciones originadas por el falso milagro, crea un gran desconcierto entre el grupo de farsantes, que terminan por perder el control y confesar su mentira, aunque nadie les cree. Preocupados, acuden en busca del misterioso ladrón, pero éste ya ha desaparecido del pueblo, dejando únicamente una fotografía suya con una dedicatoria y la firma de San Dimas.

En palabras de Berlanga

Año de producción
1957

Año de estreno en España
1959

Ver película online