Vivan los novios

 

Leonardo, un mediocre y reprimido empleado de un banco de Burgos, llega a Sitges, acompañado de su anciana madre, para contraer matrimonio con Loli, dueña de una tienda de souvenirs con la que lleva manteniendo relaciones formales desde hace un año. Una vez en la localidad catalana, Leonardo intenta dar rienda suelta a las fantasías eróticas que tiene desde hace tiempo con mujeres jóvenes, extranjeras y rubias. Así, la víspera de su boda se decide a echar una cana al aire y, dejando a su madre en una pequeña piscina de plástico, escapa del apartamento donde se aloja en busca de una aventura. Sin embargo, su deseo de vivir sus últimas horas de soltería en compañía de lujuriosas mujeres se ve frustrado, entre otros percances, por el rechazo de una atractiva sueca y la decepción al descubrir que otra provocativa mujer es un travesti.

Cuando Leonardo regresa a su casa, encuentra el cadáver de su madre flotando boca abajo en la piscina. Loli no está dispuesta a retrasar la boda por muy grave que sea el motivo, así que, en contra de su voluntad y a requerimiento de su cuñado, Leonardo accede a ocultar a la finada en una bañera rodeada de hielo y a celebrar la boda y el posterior convite como si nada hubiera ocurrido. Después deciden deshacerse del cadáver arrojándolo al mar, pero un pescador lo arponea accidentalmente. Tras una noche de duelo, se procede a un majestuoso entierro, pero Leonardo abandona el cortejo fúnebre para perseguir a una extranjera que vuela en una cometa.

En palabras de Berlanga

Año de producción
1969

Año de estreno en España
1970

Ver película online